jueves, 29 de octubre de 2009

Leo y el descubrimiento de los espejos

Aquí tenemos a Leo descubriendo los espejos... es una de las puertas del armario de la entrada, de hace un par de semanas, y se pasó todo el día delante del espejo, se miraba, se giraba, le gruñía... en fin, que se lo pasó pipa. Si tenéis los altavoces aún se oye un poco cuando le gruñe jajajaja


3 comentarios:

Carlos F. dijo...

Oye, Ainhoa, ¡que grande está Leo! Sé que hace bastante que no lo veo pero ya no es el gatito que jugaba en el sofa. Es eso o tiene mucho pelo. Tu me dirás....
Saludos y creo que Leo también aprueba el apartamento nuevo.

COSTURERA dijo...

Hola, descubri tu blog por casualidad y me gusta mucho, tus fotos son una maravilla, en Noruega tiene que hacer un frio que pela, pero los paisajes son una maravilla, ah, sobre tu gatito, es verdad, esta enorme. Bueno besos desde Cadiz y que disfruteis de vuestra nueva casa. Seguire visitandota. Chari.

Ainhoa dijo...

Pues sí.... Leo está E-NOR-ME! Chari gracias por tu comentario, siempre se agradecen :) me alegro de que te gusten las fotos, ahora con la mudanza y el trabajo no he tenido mucho tiempo... pero aún me quedan pendientes las fotos de la nueva casa, pero eso cuando esté más o menos terminada :)